Historia de la Navidad y sus tradiciones

Después del post de la semana pasada sobre Navidad y Montessori, muchos me habéis preguntado sobre el origen y la historia de la Navidad y sus tradiciones, así que hoy tengo como invitada a Teresa, de CreaEmoción, que nos va a hablar un poco sobre el tema, y digo un poco porque sobre esto se podría escribir una tesis doctoral, ya que hay muchas tradiciones, muchas culturas y muchas historia detrás de estas festividades, así que os animo a seguir profundizando después de leer esta interesante introducción al tema que nos hace Teresa:

El origen de la Navidad

La Navidad es esa festividad que algunos adoran, otros odian y que en general, casi todos aceptamos como unos días de celebración y encuentro con la familia. A los niños les encanta y, más aún, las tradiciones que conlleva.

Pero, ¿de dónde vienen esas tradiciones? ¿cuál es el origen de la Navidad? En español, la palabra Navidad es un diminutivo de Natividad, que viene del latín nativitate que significa ’nacimiento’. Los angloparlantes utilizan el término Christmas, cuyo significado es ‘misa de Cristo’. Por tanto, es aceptado que lo que estamos celebrando es el nacimiento de Cristo. No está demostrado que Jesucristo naciera en esa fecha (hay teorías que dicen que nació en primavera), pero parece que la primitiva Iglesia decidió absorber festividades paganas en lugar de reprimirlas para que se diera una mejor conversión al cristianismo de los aún paganos.

Una de esas festividades eran los Saturnales romanos, una semana de bulliciosa celebración en la que se intercambiaban regalos y se celebraban copiosos banquetes para celebrar el Natalis Solis Invicti (Sol Naciente), y que coincidía con la fecha del 25 de Diciembre.

A continuación os cuento, bastante resumidos, los orígenes de algunos de los símbolos navideños más importantes:

El árbol de Navidad 

Al igual que el propio origen de la Navidad, no está claro de dónde proviene esta tradición. La teoría más aceptada es que proviene de la zona germánica en la que se celebraba el nacimiento de Frey, que en la mitología nórdica es el dios de la fertilidad y del sol, en los mismos días en los que se celebraba la Navidad. Y lo celebraban adornando y adorando el Yggdrasil, es decir, el árbol del Universo.

Posteriormente, en el siglo VIII, San Bonifacio, el evangelizador de la zona germana, taló dicho árbol y en ese lugar (y esto ya forma parte de la leyenda) sobrevivió  un pequeño abeto que decoró con manzanas y velas, que simbolizaban el pecado original y la luz del mundo, respectivamente. Pero no es hasta el siglo XVII cuando aparece por primera vez en la zona de Alsacia (Alemania) el árbol de Navidad como lo conocemos hoy día, extendiéndose desde aquí al resto del mundo y agregando costumbres como poner regalos debajo del árbol para los niños o poner otro tipo de adornos.

Los Reyes Magos

Todos conocemos la historia de los Reyes Magos: que venían de Oriente, que eran tres (Melchor, Gaspar y Baltasar), que se guiaron por una estrella para ir a ofrecer a Cristo recién nacido sus regalos (oro, incienso y mirra)… Pero lo cierto es que la Biblia no especifica en ningún momento ni sus nombres, ni que fueran tres, ni su origen exacto (¿Persia? ¿Babilonia? o incluso, ¿Andalucía?).

Se les denomina “magos” porque así es como se llamaba a los hombres sabios de la época, y lo de “reyes” vendría después, convirtiendo a los magos en reyes debido a lo peyorativo del término mago en la tradición cristiana. En cuanto a sus nombres y características, aparecen por primera vez en un relieve de un friso de la iglesia de San Apolinar El Nuevo, en Rávena (Italia), que data del siglo VI y en el que se pueden leer sus nombres: Melchior, Gaspar y Baltasar. Y, dato curioso, no es hasta el siglo XVI que el rey Baltasar empieza a ser de raza negra…

san-apolinar-nuovo-rc3a1vena-ofrenda-de-los-reyes-magos-526-3
Imagen: Blog Historia del Arte

El día de los Reyes Magos se celebra en España el día de la Epifanía, es decir,  el 6 de Enero, en el que no pueden faltar el tradicional ROSCÓN DE REYES, que también tiene su origen en las festividades Saturnales romanas donde se elaboraba una torta de miel con frutos secos (dátiles, higos,...) para celebrar que los esclavos eran libres durante esos días, y, como no, la CABALGATA.

El Belén

El Belén es, junto al árbol de Navidad, la decoración más típica en España y en los países de tradición católica. Se cree que su origen está en el siglo XIII, cuando San Francisco de Asís pidió permiso al Papa Honorio III para representar el Nacimiento en vivo. Esta costumbre se extendió a los conventos y monasterios de toda Europa, siendo el Papa Juan XXIII su mayor difusor. Sus personajes son ya míticos y no pueden faltar el Nacimiento, los Reyes Magos, los pastores, los animales y la curiosa figura del cagón o caganer, típica de la zona de Cataluña y cuyo origen se desconoce pero probablemente sea un símbolo de prosperidad (el cagón defeca en la tierra y la abona para que sea más fértil).

Papá Noel

Si hay un personaje que ha sufrido una transformación tan grande que lo ha dejado irreconocible, ese es Papá Noel (también conocido como Santa Claus o, más fiel a su origen, San Nicolás). El personaje original fue San Nicolás de Bari, un monje (posteriormente nombrado obispo) que vivió en el siglo IV en Myra (actual Turquía) y que dedicó gran parte de su vida y sus recursos a ayudar y hacer regalos a los niños pobres y a los huérfanos. Su muerte, que se produjo el 6 de Diciembre del año 345, fue utilizada por su cercanía a la Navidad para introducir la tradición de dar regalos a los niños.

s_nicolas_bari3
San Nicolás de Bari (Imagen: Devocionario Católico)

El aspecto actual que ha llegado hasta nosotros no tiene nada que ver con el personaje original, que era de complexión delgada y de alta estatura. Pero tampoco es cierto que fuera la empresa Coca-Cola la que introdujo a un Papá Noel vestido de rojo y blanco, ya que se le había representado con estos colores mucho antes en diferentes ocasiones.

El “domicilio” de Papá Noel también es motivo de controversia ya que ha llegado a nuestros días que vive en el Polo Norte. Es curioso que, por ejemplo, en Holanda, a las celebraciones navideñas se unen los días 5 y 6 de Diciembre la celebración de la llegada de “Sinterklaas”; este personaje sí que es San Nicolás, y su vestimenta coincide (más o menos…) con la de San Nicolás de Bari. Lo curioso de este personaje es que no vive en el Polo Norte sino que viene de... ¡Madrid! Este curioso origen del particular San Nicolás holandés se debe a que en la época en la que se empezó a celebrar esta festividad, tanto Holanda como Bari (donde descansaban los restos mortales de San Nicolás) pertenecían a la corona española en la que reinaba Carlos I de España y V de Alemania, por lo que decidieron que su “domicilio” estuviera ubicado en Madrid.

 

En definitiva, todas y cada una de nuestras tradiciones navideñas tiene un origen que a menudo se remonta bastantes siglos atrás, por lo que a la diversión y algarabía de las fiestas navideñas, se añade este factor cultural e histórico que las hacen aún más atractivas 🙂

¡Feliz Navidad a tod@s, sean cuales sean vuestras tradiciones!

(Visited 7.139 times, 1 visits today)

Otros posts que te gustarán:

10 comentarios

  1. Muy interesante, gracias.
    Sabes el origen del tradicional tió en Cataluña? Me encanta Cataluña y vivo aquí, por lo que los niños lo celebran en el cole, pero sinceramente, es una tradición que nunca he entendido, y el de darle palos a un tronco…. No sé, igual conociendo los orígenes lo veo con otros ojos, pero he buscado y no encuentro casi nada.

  2. Compartimos las tradiciones que mencionas.

    Y la tradición en México son las posadas con sus oraciones, cantos, piñatas y alimentos. Una gran fiesta que se repite durante 9 días. Es una satisfacción saber que en ciertos lugares todavía se mantiene la tradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *