¿Es negativo elogiar a los niños? 10 ideas para evitarlo – Is it harmful to praise kids? Ideas to avoid it

Elogios - Montessori en Casa (800x531)

Hace tiempo escribí este post sobre los premios y los castigos, y hoy voy a profundizar en el tema de los elogios, que está íntimamente ligado.

El hecho de elogiar a los niños nos puede parecer positivo inicialmente, porque nos da la falsa impresión de que estamos fomentando en el niño la autoestima y la confianza en sí mismo. Pero si nos paramos a pensarlo con detenimiento en seguida nos daremos cuenta de que a largo plazo el efecto puede ser precisamente el contrario; estamos creando en el niño una necesidad de aprobación externa de la que va a depender el resto de su vida para valorar si su trabajo es bueno. Estamos eliminando su capacidad de auto-motivación, tal y como lo confirman varios estudios. ¿Cómo va a sentirse satisfecho con su trabajo si no es capaz de valorarlo por sí mismo?

En Montessori no se elogia a un niño cuando hace bien un trabajo, al igual que no se le corrige cuando lo hace mal. Para eso existe el "control de error", que está presente en la mayoría de las actividades y materiales y ayuda al niño a darse cuenta de si ha realizado la actividad correctamente o no. Normalmente el niño no espera nuestro reconocimiento y no tiene sentido dárselo (por mucho que nos apetezca celebrar sus logros).

Lo peor de los elogios es que crean adicción, como comenta Aubrey en este post; tanto en el adulto como en el niño. Como padres nos sentimos bien cuando elogiamos a nuestros hijos porque expresamos lo orgullosos que nos sentimos de ellos, y ellos a su vez se sienten bien porque reciben nuestra aprobación. Pero elogio tras elogio conseguimos que el principal objetivo del niño no sea realizar un trabajo por su propia satisfacción, sino por la agradable sensación de recibir un elogio después. Es lo que veis en la foto que ilustra este post; el elogio se vuelve tan importante que el trabajo y el esfuerzo realizado pasan a un segundo plano...

Pero entonces... Cómo reaccionar cuando un niño nos muestra un trabajo bien hecho?

En este caso el niño espera alguna reacción por nuestra parte (posiblemente porque ya está acostumbrado a recibir elogios). Pero nuestra reacción no tiene porque consistir en un "Muy bien!", "Qué listo eres!", o en un aplauso. Hay otras alternativas. En este otro post de Montessori Mischief puedes ver 21 ideas, pero como sé que me vas a decir que están en inglés, ésta es mi recopilación de 10 frases en español:

10 alternativas al elogio

  1. "Mmmm!": Cuando no sabemos qué decir, es mejor esto que un elogio. Mostramos interés por lo que el niño nos está enseñando y esperamos a ver si nos cuenta más.
  2. "Vaya! Qué has hecho? Cuéntame!": El niño ve que nos interesamos y seguro que está encantado de darnos más detalles.
  3. "Te has esforzado mucho para hacer esto, verdad? Estás orgulloso?": En vez de centrarnos en el resultado nos centramos en el esfuerzo y fomentamos la motivación interna del niño.
  4. "Se te ve muy feliz! Estás contento de haber conseguido hacer esto?": Nuevamente nos centramos en su sensación de logro y en su auto-motivación.
  5. "Veo que has...": Simplemente describimos lo que ha hecho, estamos reconociendo su trabajo pero de una manera neutral.
  6. "Lo has conseguido!": Cuando somos conscientes del gran esfuerzo que le ha costado conseguir algo, es una buena ocasión para reaccionar más efusivamente.
  7. "Fíjate! Antes no podías hacer esto y ahora sí!": Nos centramos en el hecho de que el niño está creciendo y aprendiendo.
  8. "Gracias! Me gusta que hayas hecho esto para mí!": Cuando el niño ha hecho algo para regalárnoslo por supuesto hay que agradecérselo.
  9. "Esto no lo habías hecho nunca! Cómo has aprendido?": En este caso le damos valor al proceso de aprendizaje.
  10. "Me gusta lo que has hecho, podrías enseñarme a hacerlo?": Con esta reacción le estamos enviando al niño el mensaje de que su trabajo nos gusta tanto que nos gustaría aprender a hacerlo, y que él tiene la capacidad de enseñarnos.

Cambiar los habituales elogios por este tipo de frases requiere práctica, pero merece la pena!

Si quieres saber más sobre filosofía Montessori y cómo integrarla en casa no puedes perderte el mini-curso gratuito "Filosofía Montessori para familias" ?

Te ha gustado?

Compártelo!

O déjame un comentario!

O haz las dos cosas!

---------------

Praise - Montessori en Casa (800x531)

Some time ago I wrote this post on rewards and punishments, and today I will pursue the subject of praise, which is closely linked.

The fact praising children can seem initially positive because it gives us the false impression that we are encouraging the child's self-esteem and self-confidence. But if we think about it carefully then we will realize that long-term effect may be just the opposite; we are creating in children a need for external approval of which will depend on the rest of his life. We are eliminating their capacity for self-motivation, as several studies confirm. How will they feel satisfied with their work if they are unable to appreciate it by themselves?

In Montessori children are not praised when they do a task correctly, as they are not corrected when they do it wrong. That's what the "control of error" is for, it is present in most of the activities and materials and helps children realize if they have done the activity correctly or not. Usually they do not expect our approval and therefore it makes no sense to give it (no matter how much we love celebrating their achievements).

The worst about praise is that it becomes addictive, as Aubrey explains in this post; for both adult and child. As parents we feel good when we praise our children because we express how proud we are of them, and they in turn feel good because they get our approval. But praise after praise we make that the main objective of the child is not doing work for his own satisfaction, but for the pleasant feeling after receiving a compliment. It's what you see in the photo illustrating this post; praise becomes so important that the work and effort get lost in the background ...

So... How to react when a child shows a job well done?

In this case the child expects a reaction from us (possibly because they are already used to receiving praise). But our reaction does not have to consist of a "Well done!", "How clever you are!", or applause. There are other alternatives. In this other post of Montessori Mischief you will find 21 ideas to start with. It takes practice, but it's worth it!

Did you like this post?

Share it!

Or leave a comment!

Or do both!

(Visited 81.401 times, 1 visits today)

Otros posts que te gustarán:

74 comentarios

  1. Que complicado lo veo aunque tienes toda la razón y veo su lógica… Por ejemplo mi peque tiene 18 meses y cuando hace algo que le ha costado como subirse a algún sitio… Recoger algo… El directamente se aplaude y nos pide que lo hagamos también! Sé que seguramente sea que se ha acostumbrado pero ahora como cambiamos eso?? El se muestra orgulloso y con una sonrisa tremenda y espera alguna reacción por nuestra parte….

    1. Pues sí, seguramente lo hace porque está acostumbrado… pero si es como dices cuando ha conseguido hacer algo que le ha costado mucho esfuerzo tampoco está mal celebrarlo un poco! Lo malo sería que se acostumbre a que le aplaudáis por cada cosita que hace bien! Tampoco quiero que al leer este post penséis que nunca hay que elogiar un esfuerzo o un trabajo bien hecho, lo que es negativo es convertir los elogios en una rutina.

      1. Hola! Mi hija tiene 21 meses y si, es dificil poner esto en práctica, pero merece la pena! Yo lo intento cada dia desde que nacio y me gusta el resultado, del que se puede hablar en otro.momento 😉 A mí me ayudaron mucho y abrieron los ojos un par de lecturas practicas y mas teóricas, que las recomiendo sinceramente.
        Pero bueno, en este cas si el niño lo festeja aplaudiendo, le podemoa acompañar, pero en vez de juzgar y decir que lo hacho bien o que qué bien lo ha hecho, podríamos decirle o nombrar exactamente lo que ha hecho: si sube un escalón, en vez de aplaudir y decir qué bien lo ha hecho, decir: veo que has subido un escalón.
        El decirle que lo ha hecho bien i.olica que hay momentos que lo ha hecho mal. No conseguir subir un escalón es hacerlo mal? No. Y en esos casos igual, casi has sbido un escalón, o veo que has intentafo aibir un escalón y te has caído, o te has caído peeo casi li has conseguido…
        Debemos evitar juzgar cin el bien y el mal… Porque ese tipo de elogios en sí, son un castigo…

        1. Gracias Elvira! Es interesante eso que comentas, el decirle que lo ha hecho bien implica que otras veces lo ha hecho mal… Da qué pensar!

          1. En mi opinión es también difícil poner esto en práctica, pero me parece muy importante. Por este motivo reviso este post cada vez que siento estar flanqueando. Gracias Christina, por compartir tus ideas

  2. gracias por este post Cristina!
    Estoy totalmente de acuerdo y ya he conseguido desterrar el !muy bien! De mi vocabulario, pero es casi imposible desterrarlo del entorno pues está muy arraigado.
    Por otro lado, ¿ me podrías explicar un poco más cómo funciona el control de error?
    Gracias!

    1. Te voy a poner un ejemplo de control de error; piensa en un puzzle, el niño puede estar poniendo algunas piezas mal pero no es necesario que le corrijamos, porque cuando vaya poniendo más piezas se va a dar cuenta de que algo falla, así que él mismo va a poder auto-corregir su trabajo!

  3. I can relate to every word. Working with the group with mothers and children we often discussed this question. I have seen results of overpraising and they are not satisfying

    1. Thanks Katherine! That’s the thing: overpraising! I believe some praise now and then is ok, but the problem comes when it becomes a routine!

  4. Mmmm! Veo que has hecho un artículo sobre como no elogiar a los niños. Lo has conseguido!
    Te has esforzado mucho para hacer esto, verdad? estás orgullosa?

    Son tus mismas palabras de no-elogio… qué tal sientan?

    No te sentaría mejor: Interesante artículo, muy útil, una información muy valiosa, excelente, fenomenal!… etc. (creo que a los niños igual)

    1. Hola Marianne, tu primera frase no me sienta ni bien ni mal, y ese es precisamente el objetivo, que mi satisfacción esté en mi trabajo y no en la aprobación que otras personas hagan de él. Esa es la idea principal del post.

      Imagino que piensas que tu segunda frase me sentaría mejor, pero no es así, porque no me aporta nada, se trata de palabras vacías… Otra cosa sería que me dijeras “Me ha gustado tu articulo porque…”, es decir, que me explicaras por qué te ha gustado, ya que así estoy recibiendo una información valiosa, más allá de un simple “Qué buen post!”

      1. buenas noches tengo una niña de 25 meses y habla poco y también recién la he destetado, me dijeron que eso era una de los motivos por cual no habla bien, y me puse a buscar y me llamo la atención el método montessori me puse a investigar y veo que nos equivocamos en algunas cosas, la verdad esta interesante este blog y los post ayudan un montón, gracias

        1. Gracias Jenny, me alegro de que te resulte interesante. No es por meterme, pero me ha llamado la atención eso que te dijeron de que tu hija no habla bien por tomar el pecho… No tengo datos científicos sobre el tema, pero te cuento mi experiencia personal: mi hijo mayor tomó el pecho hasta los 25 meses y es cierto que se tomó su tiempo en empezar a hablar, pero mi hija pequeña tiene ahora 22 meses y sigue tomando pecho y lleva desde los 18 meses hablando por los codos! Por eso te digo que no tengo claro que haya relación entre la lactancia materna prolongada y el habla…

          Un saludo!

    2. Si nos sientan mejor el segundo tipo de comentarios, es porque estamos acostumbrados a la aprobación externa desde ya hace demasiado y buscamos en el exterior nuestra recompensa interna.
      De todas formas no me parece que los ejemplos esten bien elegidos.
      De lo que se trata es de nombrar qué se ha hecho. No sabemos si le ha costado mucho hacer el artículo o no. Quizás no le haya costado nada, quizás mucho. No vale decir por decir. Hay que saber qué y cómo se le dice al niño.
      Y el segundo tipo de ejemplos que pones también servirian cómo no elogios. Podemos decir que el articulo ha sido valioso, util o interesante PARA nosotros, que nos ha ayudado en algo. Si en la.meta de escribir el artículo está ayudar, servirá como.motivación y reconocimiento propio. Si el objetivo del articulo era otro, probablemente a cristina le parecerá curioso pero agradable el haber podido ayudar.
      De todas maneras, obviamente cristina ha escrito esto para “ayudar” o que resulte interesante. Pero dudo que un niño haga una actividad o un dibujo para ayudar o gustar. Lo hace porque le nace, porque le apetece, porque así lo siente. Independientemente de que que ayude, guste o no. Y esto es importante tenerlo en cuenta. El objetivo de los niños (inicial, claro) es el de jugar, aprender… Y no el de cinseguir amor. Si basamos nuestro amor en lo que hace bien, intentara agradarnos y hacerlo bien para conseguir esa motivacion y aprobacion externa, el jugar y aprender ya no serán importantes…
      Así que igualmente no me sirve cómo ejemplo tu comentario…

  5. What a lovely post! This is actually the hardest part of montessori for me (and my husband). Since ‘discovering’ the approach, I have really been working on transforming my praise from ‘yay! good job!’ to ‘oh, you did __’, more describing what my son has does. My son actually seems to concentrate better when I’m not interrupting him 😉 He’s only just over 2.5 so we do informal works at home but this is actually something I’m constantly trying to keep in mind.

    Pinning!

  6. Terminó el post con mi mayor desafío: “requiere práctica”. Acabo de compartirlo, porque los elogios, son ese tipo de errores que cometemos no siendo conscientes de su efecto a largo plazo, y como adultos podemos comprobar que padecemos dichos efectos! Sin ir más lejos, a mí misma me sucede… Así que imprimiré las 10 alternativas y las tendré a la vista, hasta que las tenga tan incorporadas, que las manifieste como algo natural.
    Muchísimas gracias por este inestimable aporte. Que no hay que gritar o pegar, es fácil deducirlo, pero lo que más me preocupa a diario, es este tipo de errores enmascarados.
    Gracias!

  7. Pues creo que no estoy del todo de acuerdo con lo que dices… No comparto que por elogiar a un niño le estemos creando la necesidad de aprobación continua , yo soy de las que piensa que le estamos reforzando la autoestima de la persona (esta claro que no hay que estar todo el día haciéndolo porque entonces creo que llegaríamos a lo que tú comentas en el post)

    Por un lado me gustan varias de las alternativas que das como elogio, pero por otro lado creo que la importancia del refuerzo positivo a un niño para darle confianza en si mismo, así que me quedo con un mix de los elogios y de los no elogios.

    Un abrazo!

    Lorena
    (madre novata :D)

  8. Es difícil pero vale la pena que no vean condiciones al amor que reciben. Pero mi entorno hace todo lo contrario y a veces me pregunto si no la estaremos confundiendo o si piensa que yo la quiero menos 🙁

    1. Para nada! Todo lo contrario diría yo. Tu amor no va ligado a sus logros, tú te alegras solo de verla, y ellos notan eso, esa coherencia, seguro que lo nota. No sólo te alegras cuando consigue algo… como parece que hagan el resto.
      Además, cada uno tiene una manera de ser diferente. Tampoco sería bueno que actuáramos todos igual, no somos fotocopias. Es bueno que el niño vea o perciba que hay diferentes formas de hacer. No obstante, a los niños pequeños les interesa básicamente la mirada de su madre (padre), por lo tanto si percibe que su amor es incondicional, e independiente a sus logros, pues genial, no? No quiere más quien elogia más, si no quien quiere a pesar de…

  9. I find this concept so interesting and so hard to do all at the same time! 🙂 I appreciate your post and the way you explained why praising a child can be negative for the child in the long run. Thank you.

  10. Hola! Soy nuevo por aquí pero me ha parecido muy interesante el artículo!! De hecho he seguido los distintos links para leer los que están relacionados jejeje (yo no te diré que están en inglés como algo negativo ;P )

    Tengo una preguntilla:

    Del mismo modo que se utilizan todas esas estrategias… ¿cómo se harían con un bebé? Tengo una sobrinilla que aún no habla fluido (un año y poco) y mi novia y yo estamos “probando” todo este tipo de cosas con ella porque nos gustaría ser padres tipo montessori y así (llevamos un tiempo interesándonos en todo tipo de educación alternativa, además yo soy maestro y estoy dándole caña a mi cole para cambiar muchas cosas). Pero por ejemplo, con nuestra sobrina que es tan bebé y que no habla ni entendería ese lenguaje, ¿qué le decimos? Es prácticamente imposible no soltar un “muy bien!!” y hacer palmas cuando consigue algo y te mira…

    Gracias por la respuesta!!

    1. Hola Modesto, ten en cuenta que los bebés o niños pequeños entienden mucho más de lo que parece! Aunque no hablen sí que son capaces de entender casi todo lo que les decimos y perciben el tono en el que lo hacemos! 😉

  11. Menuda chorrada de verdad. Así está mi cuñada luego de insoportable leyendo estos articulitos… Ni hablar al niño me atrevo ya..

  12. No estoy de acuerdo. Me parece que hasta en ambitos laborales se critica la falta de reconocimiento hacia un trabajo bien hecho y sus consecuencias a nivel de motivacion y rendimiento.
    Si tu niño se esfuerza y logra un buen resultado, definitivamente se merece un reconocimiento. En el futuro el sabrá que aquello en lo que se esfuerce será objeto de reconocimiento, por lo tanto vale la pena esforzarse en todo lo posible. La asociacion se tiene que dar entre el esfuerzo y el reconocimiento.

    1. Yo pienso que el esfuerzo no debe hacerse esperando un reconocimiento, sino por la propia satisfacción de hacer las cosas bien.
      Lo que comentas del ámbito laboral es una muestra más de que estamos tan acostumbrados a trabajar buscando el elogio que si no lo recibimos no sabemos valorar nuestro esfuerzo, dependemos de la “palmadita en la espalda” para sentirnos valorados y eso provoca muchos problemas de baja autoestima. Yo quiero que mis hijos sepan valorar su esfuerzo sin depender de que otra persona lo haga.

    2. Precisamente, tú mismo ratificas la importancia de no sobre-elogiar a los niños, para evitar, como bien explica Cristina, que de mayores se conviertan en adultos inseguros que necesitan esa palmadita en la espalda para sentir que su trabajo y esfuerzo han merecido la pena.

      Yo misma reconozco esa “tara” en mi comportamiento y no me gustaría que mis hijos tuvieran ese tipo de inseguridades, pero también creo que cada padre educa a sus hijos como mejor le parezca, y todos lo hacemos pensando siempre en lo mejor para ellos, y eso hay que respetarlo, aunque las formas sean distintas a las nuestras.

  13. me parece una exageración todo esto! Estamos en un punto que ya todo lo que pensábamos que estaba bien resulta que estaba fatal! Todo lo que comemos es cancerígeno y todo lo que pensamos es perjudicial! Vivir con tanta dificultad para todo eso es lo que hace daño a nuestros hijos que cada día compliquemos mas las cosas sencillas de la vida, los placeres de ella, como darle amor a tu hijo que al final todo se resume a eso! La infancia es demasiado delicada y he visto muchos casos que adultos traumatizados por no haber recibido lo que esperaban de sus padres y eso puede ser un elogio en un momento determinado, un “muy bien hijo estoy orgullosa de ti” … Ya estamos sobrepasando los límites, es ridículo todo esto u seguro ahora busco en Google y hay una teoría o estudio que rebate este artículo y nos dice todo lo contrario… El que se deje llevar por todo eso se vuelve loco! Para finalizar si considero que las nuevas generaciones cada vez resultan peores y eso si lo vemos a simple vista! Ojalá mis hijos tengan la educación que tenían nuestros abuelos, por ejemplo! No hablo académicamente! Yo por mi parte leo todo y lo respeto y hago con mis hijos lo que me parece correcto y lo que pienso que me ayudo a mi en mi infancia y lo que se que me msrco para mal lo evito y punto! Repito , creo que todo consiste en darle mucho amor, que vean respeto en su entorno familiar y que tengan una familia unida! Lo demás no es tan complicado céntrense en eso! Qué por muchos elogios que no le hagas a tus hijos si están en un hogar donde no reina el amor y el respeto poco vas a conseguir

    1. Gracias por tu comentario C. Por supuesto, partimos de la base de que en el hogar hay amor y respeto, si no contamos con eso desde luego que no hay fórmulas mágicas!

  14. Los besos también crean adiccion. ¿Debería también dejar de darles besos?
    Nos gustaban tanto… Siempre nos quedarán los abrazos. ¿O tampoco? Os entiendo pero Montessori tiene genialidades que prevalecen en el tiempo pero hay cosas que nos gusta festejar juntos y no individualmente a pesar de sus contras. Feliz día a todos.

    1. Por supuesto que no hay que dejar de darles besos ni abrazos, otra cosa es que esos besos y abrazos sólo se los demos cuando hacen algo bien, en ese caso pienso que son igual de negativos que los elogios. El amor por los hijos debe ser incondicional.

  15. Estoy de acuerdo con lo que explicas cristina. Aunque no todas las alternativas me parecen apropiadas. La primera “mmmmmm” yo la utilizo mucho y me gusta porque coloca al adulto en un lugar de escucha activa hacia el niño. La respuesta por parte del niño suele ser muy rica. También me gusta la 10. Podrías enseñarme a hacerlo? O también podemos decir simplemente ¿cómo lo has logrado? Por aportar algo, también me parece muy enriquecedor lanzar la siguiente pregunta: ¿has disfrutado? ¿ te gustó hacerlo? O, veo que estas disfrutando mucho haciendo (por ejemplo) este dibujo….
    Gracias.

  16. Más allá de los elogios y las críticas, en la base de todo, está que un niño se sienta querido simplemente por ser, por existir.

    A menudo, creemos que una forma de demostrarles eso es justamente comentando sus acciones. Pero los comentarios sobre los niños vinculados a las acciones, crean el concepto de qué valgo lo que valen mis acciones. Y sin duda, los niños mismos nos piden opinón sobre sus acciones, y de un modo u otro hay que comentarlo (por bien que estoy muy de acuerdo con el artículo de Cristina, no quiero entrar ahora en cómo hacerlo).

    Lo que quiero decir es que, si lo que queremos es reforzar su autoestima e integridad lo interesante (como comenta Jesper Juul en este libro) es demostrar el valor que le damos al niño sólo por ser, por existir.

    Os comento cómo lo hago yo.

    Puesto que el 93% de la comunicación humana sucede a nivel no-verbal, para mí una forma ideal de demostrar este valor es simplemente con una mirada, una sonrisa o un beso desde lo lejos. Así, de la nada, en cualquier momento, sin más, independientemente de lo que esté haciendo, me hago consciente de todo el amor que siento por mi hijo y se lo expreso en silencio. Su fisonomía expresa claramente lo que percibe.

    Lo podéis probar, a ver qué os parece. Un día voy a escribir un artículo sobre comunicación no verbal con los niños.
    Y por si alguien quiere visitar lo que escribo sobre coaching y learning coaching, me encantará que lo haga. Aunque esté en catalán, lo castellanohablantes lo entienden:

    1. Gracias por tu comentario Jordi, muy interesante lo de la comunicación no verbal, es cierto que es muy poderosa, yo también lo he notado con mis peques pero no sabía que suponía un 93% de la comunicación humana! Un saludo!

  17. No puedo decir que esta bien porque estaría reforzándole su motivación extrínseca, solo puedo decir que respeto su punto de vista; sin embargo, considero necesario el reforzamiento para que el niño comience a determinar qué es bueno y qué es malo, tal vez no en todos los momentos pero sí debe saber que hay un apoyo hacia sus actos o si estos son reprobatorios.

    Necesitan mensajes claros.

  18. Hola!! Leí dos de tus artículos, he tenido contacto bastante lejano con la pedagogía montesori, y me interesa conocer más. Soy profesora de música y querría saber si hay algo específico para mí área. Con respecto a los elogios, quería hacerte una consulta; trabajo con niños de 6 a 13 años aproximadamente. Muchos de ellos provienen de familias en las que el insulto, el acto delictivo y la agresion , son las maneras cotidianas de vincularse. También el maltrato y la menospreciacion constante, en estos casos, estas maneras de incentivar a los niños te parece que alcanzan? No es necesario contrarrestar de una manera más “eñogiadora”? Gracias.

    1. Hola Eva,
      No tengo experiencia al respecto, pero ten en cuenta que las primeras escuelas que Maria Montessori abrió acogían a niños de barrios marginales de Roma, así que es posible que muchos de ellos tuvieran una situación familiar parecida a la que comentas…

    2. Hola! en lo musical te recomiendo investigar sobre el método suzuki, se parece al montessori pero está enfocado al aprendizaje de la música 🙂

  19. Muchas gracias por este post tan interesante, esto lo aplico la mayor parte del tiempo -cuando es posible- con los niños con los que trabajo.
    Es muy importante ayudar a los niños a que valoren por sí mismos el esfuerzo que hacen y que ellos sepan cuando hacen las cosas bien. Sobre todo porque aun cuando no las hacen bien, es parte del proceso pues están aprendiendo, así que a fin de cuentas están haciéndolo bien de todas formas.
    Por otro lado, el material Montessori ayuda inmensamente, ya que el niño puede darse cuenta por si solo de cómo hizo el trabajo, y tiene la posibilidad de elegir si desea seguirlo trabajando para practicar y mejoras.

    Gracias de nuevo!

    1. Gracias Mata, es cierto, la mayoría de los materiales Montessori son autocorrectivos, lo que permite que el niño sepa si ha hecho la actividad bien o no sin que tengamos que corregirle o elogiarle.

  20. Como han dicho muchos ya, me resultará muy difícil… pero te doy las gracias porque por lo menos ahora tomo consciencia de este tema y el efecto que podría causar en nuestra pequeña. Gracias por el post

    1. Es verdad Gregorio, no es fácil porque la mayoría hemos sido educados con elogios y nos cuesta cambiar el chip, pero como bien dices, al menos tomando consciencia podemos empezar a cambiarlo poco a poco. 😉

  21. Recién me integro a la página y me devoré casi todos los post. La página está muy buena!!!
    El tema de los elogios me sorprendió.
    Tengo un niño de 4 años y medio y realmente busca elogios y aprobación a muchas cosas que hace, ya que está acostumbrado a que se los demos.
    Me sirve muchísimo para estar más atenta e ir quizá, cambiando un poquito las formas.
    Aunque como muchos comentan a veces un: muy lindo!! o que bueno!! seguramente es reconfortante.
    Ahí se ve nuestra propia adicción a los halagos, jajaja.
    Besitos

  22. Praise for intelligence can undermine children’s motivation and performance.

    Si traduzco bien, el estudio que tomas por referencia dice que “elogiar la inteligencia puede debilitar la motivación y el rendimiento de los niños/as”
    Al leer tu post no veo esto reflejado.
    ¿Podrías aclararmelo?
    Gracias, un saludo.

    1. Hola Noemí, en el post comento que “a largo plazo el efecto puede ser precisamente el contrario; estamos creando en el niño una necesidad de aprobación externa de la que va a depender el resto de su vida para valorar si su trabajo es bueno. Estamos eliminando su capacidad de auto-motivación, tal y como lo confirman varios estudios.” Creo que eso es exactamente lo que indica el estudio; que los elogios pueden debilitar la motivación y por tanto el rendimiento, ya que una persona que no está motivada obviamente no va a rendir igual que una que sí lo está.

      No sé si es esto a lo que te refieres…

  23. Lo veo muy util. He vistos en adultos sobreelogiados por sus padres como terminan anulados por creer tener habilidades superiores. Muchas veces se los pondero demasiado en cosas que no les requirio ni tanta dedicacion ni esfuerzo. He visto que adquieren esta actitud erronea hacia el trabajo y se terminan desperdiciando talentos.
    Soy madre de 3 y creo que hare un esfuerzo para pedir a mis hijos que me expliquen bien lo que hacen en el futuro antes de precipitarme a ponderarlos (que es lo primero que me sale). Considero que para ellos es mas importante el interes por lo q hacen que lo q yo considero del resultado. gracias

  24. ¿Cómo lo hago con mi hija de 8 meses? Es imposible no decirle un “bien” y hacer palmitas cuando consigue algo que estuviera intentando. ¿No necesita mi sonrisa, mis aplausos y mi emoción para que sepa que estoy contenta? No sólo porque lo haya hecho sino porque después de intentarlo lo ha conseguido, qué difícil!!

    1. Realmente no lo necesita, somos nosotros como padres los que disfrutamos mostrándoles que estamos orgullosos de lo que han hecho, los niños no lo necesitan… Eso no significa que estemos constantemente reprimiendo nuestras ganas de elogiarles, pero sí que conviene intentar no abusar 😉

  25. Te quería comentar una duda que nos surgía a mi pareja y a mí en referencia a nuestra hija de 22 meses. Ella ahora está comenzando a probar nuestros límites de manera más clara, y normalmente su contestación para algo suele ser no. Normalmente le solemos explicar porque debe hacer una cosa u otra y pasado un poco de tiempo entra x el aro, pero, hay veces que se niega en rotundo y lo que usamos es la negociación, tipo ” imagínate que está comiendo unas patatas y se tiene que poner la chaqueta pues le decimos si no te pones la chaqueta no puedes comer las patatas” así reflexionando hoy veía que igual usamos mucho esto, y nos entraba la duda de si es correcto o no. O también le décimos, ” quieres ver los dibujos? Pues te tienes que poner el pijama” lo que veíamos es que esto sobretodo nos ocurría cuando teníamos menos tiempo. Nos gustaría saber tu opinión gracias

    1. Hola Iria,
      Es fácil caer en ese tipo de “negociación” cuando tenemos prisa como comentas, porque suele funcionar, pero no dejan de ser premios y castigos pequeñitos. Es normal que tu hija diga a todo que no con la edad que tiene porque está en plena crisis de auto-afirmación, hace tiempo publiqué un post sobre las crisis evolutivas de los primeros 3 años donde lo explico con más detalle y también te doy una estrategia que suele funcionar genial con niños de esta edad: darles a elegir entre dos opciones! Te recomiendo que leas ese post para verlo más claro: Las crisis evolutovas de los primeros 3 años

      Espero que te sirva de ayuda! 🙂

  26. Hola Cristina, gracias por el post es muy interesante leer los comentarios de todas las personas, me encanta… conozco el método Montessori desde hace 4 años…no soy maestra, solo una simple y común madre de familia más, que por algún motivo terminé inscribiendo a mi hijo de un año en un colegio con esta filosofía… hasta ese momento no sabia mucho sobre todo este tema… tenía un hijo algo difícil de manejar para mí… con un temperamento imponente y voluntarioso, pensé que siendo drástica con el obtendría disciplina pero me dí cuenta que cuando más quería imponer mi autoridad mi hijo se ponía mas violento.. al menos era tan distinto a mi mayor hija que es tan noble y obediente… cuando conocí este método mi vida entera cambió, no solo estoy logrando con amor y límites obtener lo mejor de mi hijo… claro! en el camino vamos de la mano con las guías del cole y conversamos frecuentemente, también cambié yo como persona, soy mucho más calmada, mi relación con mi esposo es mucho mas cordial y hay mucho más amor entre los dos, mi hija mayor aunque no estudió en un cole Montessori está absorbiendo toda esta filosofía y le hace mucho bien, en general mi vida entera cambio… lo que decía al incio sobre los comentarios de otros padres o maestros o lo que sea es que si… cuando uno lo lee parece tan dificil y quizás imposible pero en mi caso era que tenía que hacerlo si o si y ahora varios años después lo estamos logrando en general la vida es mejor… el control de error es una maravilla.. hasta yo he aprendido a no necesitar de la aprobación de nadie y ser autónoma en mis decisiones, al menos las que me corresponden solo a mi, algo tan sencillo desde si esta ropa me queda bien o mal al momento de vestirme (cosa que antes a veces consultaba con quien estaba cerca)… me suscribí y presencié cursos que el mismo cole brindaba y de este modo aprendí sobre las frases que nos mencionas, recuerdo que lo que mas me sorprendió fué la cara de la guia que dirigía el curso, nos enseñaba que con un ohhhh (con ojos abiertos y con la boca) o con un pulgar arriba hacía que el niño sienta que le prestamos atención y cuando el niño se equivocaba se tocaba la barbilla como pensando … más parecía un mino (ja ja en el buen sentido) aprendí a incorporar todo esto en mi vida, es un largo camino, bueno no tan largo… la recompensa llega a tu vida luego de la practica.. eh tenido días en los que me pregunté si estaría bien continuar o quizás solo perdía mi tiempo y volver al método tradicional… gracias a Dios seguí y ahora veo resultados, me fué difícil por que yo no fuí criada con este método, hasta ahora sigo aprendiendo día a día. Como todo en la vida con práctica e ilusión se logra, sigo creyendo que en el camino hemos aprendido todos en mi familia y como dice la guía del cole de mi hijo: Seven es un niño que saca lo mejor de nosotros, por que va más allá y tenemos que estar reinventándonos constantemente con él.

    Gracias de todo corazón por tu tiempo Cristina, lo que haces al brindar este tipo de información cambia vidas, familias, comunidades y a la humanidad… es un legado de amor valioso.

    Que estés mejor y mejor siempre!!!

    1. Muchas gracias por tus palabras y por compartir tu experiencia, Claudia. Seguro que muchas familias se sienten animadas e inspiradas leyendo cómo Montessori ha cambiado y mejorado tu relación con tu hijo y tu vida en general. Comentarios como el tuyo me animan a seguir! 🙂

  27. Buenos días,
    Soy mamá de un bebé de cinco meses. Sin querer me salenos elogios con cositas que va aprendiendo. Entiendo que es importante no elogiar desde bebé. Empiezo con comentarios tipo “lo has conseguido”?

    Gracias por todo tu trabajo.

  28. Buffff… madre mía…. No se les puede regañar para que no se traumaticen… no se les puede elogiar para que no se vuelvan adictos al elogio…
    Hay que medir tan exactamente las palabras que les decimos que, sinceramente, dudo mucho que sean capaces de distinguir los matices que hay entre un “¡Muy bien hecho!” o un “Vaya, ¿te sientes orgulloso de lo que has hecho?”. ¿No sería equivalente si le felicitamos por algo que ha hecho bien durante unos días… y poco a poco vamos tomándolo con normalidad y le felicitamos por otra cosa nueva que ha aprendido? ¿No es perfectamente normal que a un niño le guste que sus padres lo feliciten (como a cualquier adulto)? ¿Por qué hay que privarlo de eso?
    Me cuesta creer que alguien sea capaz de seguir estos consejos a rajatabla, más que nada porque requieren de unos conocimientos y una capacidad de estar pendiente de cada detalle que es dificil de mantener a lo largo del tiempo.
    Cada día estoy más convencido de que este tipo de educadores, sean de la vertiente que sean, tratan a los niños como si fueran un producto al que hay que sacar el máximo partido.
    Joder, relajémonos… ser padres es algo maravilloso, no lo convirtamos en un continuo auto-examen para conseguir ser los padres perfectos.
    Porque… ¿os habéis planteado si atendemos a todos esos consejos por el bien de nuestros hijos, o porque queremos una medalla al padre/madre perfecto?

    1. Hola Julián,

      Si me sueles leer sabrás que siempre pongo por delante una sugerencia: no sirve de nada juzgarnos o juzgar a los demás, lo mejor que podemos hacer es tomar consciencia y decidir qué queremos ofrecer a nuestros hijos, independientemente de lo que los demás hagan o piensen.
      Cuando escribo sobre estos temas mi intención no es que nadie haga un auto-examen para ver si merece la medalla al padre/madre perfecto, sino que quien lo lea pueda abrir los ojos y la mente a una forma diferente de ver la educación, la crianza, la vida…

      Gracias por tu comentario 🙂

  29. hola : en primer lugar debo agradecer ya que siempre es util nuevas miradas al respecto . yo soy papa de un niño con diagnóstico de autismo ya tiene cuatro años. y soy acompañante terapeutico y me especializo constantemente en TEA.
    en este tema desde una mirada de un niño neurotípico no puedo dar opinión ya que no tengo esperiencias al respecto . pero cuando tratamos niños , adolescentes y adultos mayores vulnerables la mejor herramientas que tenemos es la motivación en este punto hay muchisima informacion y estudios echos que refuerza este método .
    en casos como personas con diagnóstico de tea. te lo afirman muchos estudios . la motivación es una herramienta muy fuerte para fomentar la curiosidad y el desapego de estas personas. son muy fragiles y mas cuando estan entrando a la adolescencia.. si que la motivación debe ser muy objetiva en el momento de utilizarse de una irrupción a un berrinche hay una observación muy fina que el observador debe conocer muy bien para que resulte en algo provechoso. .
    desde ya agradezco esta pagina me es muy útil para la vida diaria de mi hijo y por supuesto de nuestra familia.

    1. Gracias Juan Carlos, estoy de acuerdo, motivar y alentar es necesario y beneficioso, lo importante es diferenciar entre ofrecer motivación que favorezca que el niño desarrolle su motivación interna y ofrecer elogios que lo que favorecen es que el niño busque la aprobación externa.

      Un saludo y gracias por estar ahí! 🙂

  30. Muchas gracias Cristina! Me ha ayudado mucho tu post, es lamentable que seamos una sociedad adicta a los elogios, y que ya cómo adultos muchas veces estemos buscando aprobaciones externas, muestra de una baja autoestima. Si el autoestima está sana no hay necesidad de elogios. Estamos mi esposo y yo poniendo en práctica desde ayer esto de no elogiar, y hoy cuando mi nena de casi tres años se sirvió agua ella sola en lugar de decirle muy bien! Le dijimos antes no podías y ahora sí puedes, y ella súper feliz nos dijo ya soy grande!

  31. Me parece muy buena idea…. y lo voy a poner en practica…
    Una de mis hijas es muy competitiva… y siempre quiere ser la primera… la mejor… la mas…
    En ocasiones tengo la sensación que muchas de las cosas que hace es para recibir la recompensa.
    De ahí que estoy de acuerdo con que las recompensas crean adiccion.
    voy a ver como lleva este tipo de elogios

    Muchas Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *