La importancia de no interrumpir – The importance of not interrupting

Montessori en Casa: No interrumpir - Not interrupting

(scroll down for English)

Una de las normas a seguir en un aula Montessori es "Nunca se debe interrumpir el trabajo de un compañero". Cuando interrumpimos el trabajo de un niño o de un adulto, estamos enviándole el mensaje de que lo que está haciendo no es valioso, o al menos no tan valioso como el motivo que nos lleva a interrumpirle.

A veces me sorprendo a mí misma interrumpiendo la concentración de Alejandro porque quiero decirle algo o porque quiero hacerle una sugerencia sobre lo que está haciendo. Por suerte esto me ocurre cada vez con menor frecuencia, y es  que algo que todos nos deberíamos plantear antes de interrumpir a un niño es "Realmente necesito interrumpirle?", y si la respuesta es no, lo mejor es dejar que el niño aproveche y refuerce su capacidad de concentración.

Es bastante común, sobre todo en el caso de los bebés, dar por hecho que cualquier cosa que estén haciendo no es suficientemente importante como para no ser interrumpida.

Un ejemplo que todos hemos vivido: Un bebé está tumbado observando un móvil, o sus manos, o el reflejo de la luz en la pared, o cualquier cosa que en ese momento esté atrayendo su atención, y es interrumpido por un adulto que (con la mejor intención del mundo) empieza a mover un sonajero o a llamarle por su nombre para atraer su atención. Esta interrupción está impidiendo que el bebé desarrolle su capacidad de atención, y le ha distraido de algo que tenía una importancia mucho mayor de lo que mucha gente imagina, algo en lo que estaba "trabajando". Sí, aunque pueda sonar raro, los bebés y los niños trabajan constantemente, y por eso María Montessori era partidaria de llamar "trabajo" y no "juego" a lo que hacen los bebés y los niños, para darle la importancia que se merece.

-----------

One of the rules to be followed in a Montessori classroom is "Never interrupt the work of a fellow". When we interrupt the work of a child or an adult, we are sending the message that what they are doing is not valuable, or at least not as valuable as the reason that leads us to interrupt.

Sometimes I find myself  interrupting Alejandro because I want to tell him something or because I want to make a suggestion about whatever he is doing. Fortunately this happens less and less frequently, and is that something we should all ask before interrupt a child is "Do I really need to interrupt?" And if the answer is no, it is best to let the child take and strengthen his ability to concentrate.

It is quite common, especially with babies, to assume that whatever they are doing is not important enough to not be interrupted.

An example we've all experienced: A baby is lying watching a mobile, or her hands, or the reflection of light on the wall, or anything that is currently attracting her attention, and is interrupted by an adult (with the best will in the world) who starts to move a rattle or call her by her name to get her attention. This disruption is preventing the baby from developing their attention span, and has distracted her from something that was much more important than many people imagine, something that she was "working" on. Yes, it may sound weird, but babies and children work constantly, and therefore Maria Montessori preferred to call it "work" instead of "play" what babies and children do, to give it the importance it deserves.

(Visited 27.727 times, 1 visits today)

Otros posts que te gustarán:

19 comentarios

  1. las últimas semanas estoy intentando darle el espacio y tiempo a Olivia para que disfrute aprendiendo lo que tiene a su alrededor. Cada una tiene su trabajo!

  2. Qué gran verdad! Muchas veces no nos damos cuenta o no nos paramos a pensar la consecuencia de nuestras actitudes, es más, ni siquiera nos paramos a pensar por qué actuamos así, ya que se considera como “normal”. Me parece un interesantisimo tema sobre el que reflexionar

    1. Tienes razón, el gran problema es que lo consideramos normal. La primera vez que leí sobre este tema creo que se me abrieron los ojos como platos, nunca me lo había planteado! Quién no ha llegado de visita a una casa donde hay un bebé y ha empezado a decirle cositas y hacerle muecas sin darse cuenta de que tal vez el bebé estaba super concentrado observando sus propios deditos?

  3. ¡Ay que ver! Que cosas tan lógicas y fáciles de entender y que no las pongamos en practica (yo la primera,lo reconozco).¡La cantidad de cosas que estoy aprendiendo en este blog!Trataré de ponerlas en práctica. Aunque no es fácil quitarse las malas costumbres hay que intentarlo.

    1. Me alegro de que estés aprendiendo cosas nuevas con el blog! 🙂 Cómo le he comentado a maggie, al principio cuesta cambiar los hábitos que hemos tenido tantos años y que dábamos por hecho que estaban bien, pero cambiando una cosita cada día pronto notamos la diferencia!

  4. Me encanta el post! Nosotros llevamos un tiempo poniéndolo en práctica y es genial verle disfrutar y concentrarse tanto en su “trabajo”. Qué importante es tomar conciencia de cosas tan sencillas. Gracias!

  5. Hola tengo una niña de 4 1/2 años y éste año pasado tuvimos muchos cambios ya que vivíamos en bcn luego estuve visitando a mi familia en argentina por 6 meses y ahora hace 3 meses que vivimos en bogota con mi esposo. .. El tema s que ella estaba acostumbrada a tener sus amigas y en arg fue al jardín así qui también tuvo sus amigos. . pero desde que estamos acá casi no ha conocido a nadie. ..y esta triste. .. pero cuando intenta acercarse a alguna niña le hacen el feo o le dicen que están ocupadas con sus amigas o la obligan a jugar a algo que ella no quiere entonces la dejan de lado. ..y le coartan su libertad de juego. .. entonces a mi me parte el corazón y enseguida me invade el enojo y las ganas de protegerla y de una la saco. .. No se como hacer para dejarla y que ella lo resuelva. .. Me puedes ayudar?

    1. Hola Laura,
      Te entiendo, en esas situaciones nos puede el instinto protector y nos cuesta no intervenir… Tal vez podrías hablar con tu hija para que te explique cómo se siente en esas situaciones y puedes aprovechar para darle algún consejo o explicarle cómo actuarías tú en esa situación, es posible que así se sienta más capaz de manejar la situación por sí misma sin que tengas que intervenir directamente. Es una sugerencia, tal vez funcione o tal vez no, pero no pierdes nada con intentarlo, y creo que al menos tu hija se sentirá apoyada por tí 🙂

  6. esta es una de mis mayores carencias. Me anticipo a menudo a resolverle los problemas, pero, que problemas? el no tiene la mayoria de las veces conciencia de tener problema para nada! simplemente esta trabajando y ale! alla va mama a meter la zarpa! asi que me he puesto manos a la obra, o mas bien manos a la espalda! si necesita algo ahi estoy, pero me lo tiene que pedir. He descubierto que le entusiasma verse en una situacion dificil y la resuelve solito. Se aplaude y dice “bravo Lucas!” y poco a poco vamos aprendiendo los dos.
    Es un poco como cuando tu madre te destroza una peli o si juegas al Candy Crush alguien te va señalando las fichitas…!

  7. Martin tiene 3 años 8 meses y acostumbra a frustrarse muy rápido cuando algo no le resulta
    Muchas veces e conversado con el y le explico que tiene que seguirlo intentando que es un niño inteligente y que puede. Pero el mismo dice que no y se limita. Como poder manejarme en esos casos que casi siempre terminan en pataletas ?

    1. Hola Victoria, no soy experta en inteligencia emocional pero creo que tal vez al decirle que es un niño inteligente le estás etiquetando y puede resultar contraproducente (las etiquetas aunque sean sobre algo que nos parece positivo también son limitantes). Yo en esas situaciones intentaría empatizar con él y hacerle ver que entiendo su frustración, es bueno animarle a que lo vuelva a intentar pero sin insistir demasiado pues es posible que realmente la dificultad en ese momento le resulte imposible de superar y si insistimos no haremos más que hacer que se sienta presionado y aumentar su frustración. Si es algo que realmente sabes que es capaz de hacer, tal vez se sienta bloqueado por cualquier motivo, en ese caso tal vez le puedes proponer que se tome un descanso y lo intente más tarde o al día siguiente… En fin, cada situación es diferente pero tal vez estas ideas te puedan ayudar.
      Un saludo!

  8. Aprecio mucho el recordatorio. Y busco sugerencias: yo soy asistente en un salon de 3-6. La maestra con quien trabajo interrumpe mucho a los ninos y yo aveces niego interumpir a un nino cuando ella me pida que le interumpe para trabajar conmigo. Creo que pasa mas que nada con los ninos de 5 a 6 porque ella quiere asegurar que estan trabajando lo suficiente en escribir, matematicas, etc. Tienes sugerencias para esta situacion? En realidad me incomoda.

    1. Hola Siobhan,
      La verdad es que en esa situación lo mejor que se me ocurre es que hables con la maestra y se lo sugieras de forma educada. Entiendo que quiera asegurarse de que los mayores van a estar preparados para el año siguiente pero tal vez se puede buscar la manera de trabajar con ellos sin tener que interrumpirles, buscando los momentos en los que han terminado un trabajo y todavía no han empezado con otro…

      Suerte y un saludo! 🙂

  9. Me ha parecido muy interesante!
    Dentro de nada seré mamá y el tema de la educación es muy importante (para mi la educación es que el pequeño sea feliz y crezca siendo autónomo, dentro de sus limitaciones, claro).
    Estaré atenta al blog!

    gracias!

  10. Excelente artículo! Ya lo leí por segunda vez. En casa nos enfrentamos a un reto gigante. Mi hijo de 3.5 años es apasionado por consentrarse y trabajar muy enfocado y mi hija de 14 meses es literalmente su sombra. Cuando él vuelve del cole lo único que quiere es estar a su lado y tocar lo que él está tocando. Gran reto para nosotros en casa… desde escoger lo que ponemos en las repisas (y bandejas) hasta como manejar la situación. ¿Alguna idea o experiencia? Ya probamos ambientes separados y mi hija se pone muy enfadada y grita sin parar… cuestión que tampoco ayuda a la armonía e idea de Montessori.

    Millón de gracias 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *