Colecho y Montessori

Colecho y Montessori es el tema sobre el que vamos a trabajar en RetoMontessori durante el mes de Julio de 2019.

Por si no sabes en qué consiste RetoMontessori te cuento: Cada mes publico un post sobre un tema de filosofía Montessori o relacionado con la pedagogía Montessori, que será el tema que trabajaremos durante el mes en RetoMontessori. Este post estará en el blog a disposición de todo el mundo.

Tres días después del post, es decir, el viernes de esa misma semana, expongo el tema con más detalle en un webinar y los asistentes pueden participar planteando preguntas, compartiendo sus ideas, debatiendo, etc, algo que resulta muy interesante y enriquecedor! Para asistir a estos webinars mensuales es necesario unirse a RetoMontessori, aquí te explico cómo hacerlo.

No quiero enrollarme más sobre el funcionamiento de RetoMontessori para no extenderme mucho, pero si tienes cualquier duda ya sabes que puedes dejarme un comentario al final de este post o contactarme por email.

Después de esta intro, vamos al tema:

Colecho y Montessori no necesariamente están relacionados, pero lo cierto es que muchas familias que hacen colecho se interesan por Montessori, y viceversa. Por eso a menudo recibo consultas sobre cómo compaginar el colecho con la cama de suelo, si hay alguna recomendación desde Montessori respecto al colecho, si es compatible hacer colecho y a la vez favorecer la independencia de nuestr@s hij@s...

Este tema es bastante personal y cada familia tiene que elegir la opción que mejor se adapte a su situación y sus necesidades, en este post no voy a entrar en "colecho sí o no", parto de la premisa de que quien se interese por este tema es porque ya tiene claro que va a hacer colecho.

En mi opinión y en mi experiencia el colecho puede encajar perfectamente con la filosofía Montessori si tenemos en cuenta dos cosas:

Respeto

El respeto tiene que ser universal, es decir tenemos que intentar respetar las necesidades y preferencias de todos los miembros de la familia.

En general a los bebés y niñ@s les suele gustar el colecho pero no podemos darlo por hecho, siempre está bien preguntar en vez de imponer.

En el caso de los adultos, si se trata de una pareja y ambos están de acuerdo en hacer colecho estupendo, pero si uno de ellos no está conforme es importante hablarlo y llegar a un acuerdo que satisfaga a todos los miembros de la familia. Puede haber muchas formas de hacer colecho y también pueden ir cambiando con el tiempo, ¡no tiene por que ser blanco o negro!

Independencia

En Montessori se da mucha importancia a la independencia de l@s niñ@s, que especialmente en la etapa de 0 a 6 años se traduce en independencia a nivel físico.

Si hacemos colecho es importante tener en cuenta algunos detalles, por ejemplo: ¿puede el/la niñ@ subir y bajar de la cama sin ayuda? Ahí es donde entra en juego la famosa cama de suelo, que precisamente se pone en el suelo para permitir esa independencia a la hora de acostarse y levantarse.

La opción más obvia: poner una cama de suelo grande (o varias camas de suelo juntas) para hacer colecho, al menos hasta que l@s niñ@s puedan subir y bajar de una cama más alta sin peligro. Con esta opción un bebé que ya gatea puede subir y bajar de la cama sin ayuda. Hace tiempo publiqué un post en el que podéis ver varias ideas de camas de suelo para hacer colecho.

Si esta opción no es viable siempre podemos hacer colecho en una cama de altura normal pero podemos idear algo para facilitar a l@s peques el acceso a la cama, como algún tipo de escalón.

Colecho... ¿hasta cuando?

Personalmente no creo que haya una "fecha de caducidad" ni una "edad límite" para el colecho. Si volvemos a la base de todo, que es el respeto, lo ideal es hacer colecho mientras todos estemos a gusto. 

Hace tiempo publiqué un post sobre cómo han sido nuestras dos experiencias de transición de los dos peques a su habitación, y a día de hoy todavía hacemos colecho "intermitente";  algunas noches enteras, algunas noches a ratos durante la noche, otras noches sólo un ratito a la hora de acostarse... algunas noches en nuestra cama, otras noches en la suya...

Al igual que el colecho puede tener muchas formas, el momento de hacer la transición puede hacerse de muchas maneras, pero para mí lo más importante a tener en cuenta es:

  • Que el/la niñ@ esté preparad@, es decir, que no forcemos la situación
  • Que dejemos espacio a la flexibilidad, es decir, que no pensemos que una vez que han dormido en su cama un par de noches seguidas ya no van a querer hacer colecho nunca más.

Aquí voy a mencionar una frase que se suele decir cuando la gente pregunta preocupada "¡¿Pero y si no quieren irse nunca a su cama?!" La respuesta es que ningún adolescente quiere seguir durmiendo con sus padres, así que antes o después llegará el momento en que querrán dormir solos. Todo tiene su momento. 😉

 

En el webinar del viernes 21 de Junio (2019) veremos todo esto con más detalle y con los ejemplos que queráis proponer.

Si te interesa este tema y quieres asistir al webinar del viernes 21 de Junio (2019), puedes unirte ahora a RetoMontessori, te espero el viernes a las 19:00 (hora de Madrid), si no puedes asistir en directo podrás ver después la grabación del webinar en la zona privada de RetoMontessori 😊

(Visited 4.241 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares