Aprendiendo a gestionar la ira

El título del post no es casual, lo he titulado así porque este mes en RetoMontessori vamos a aprender a gestionar la ira TODOS: Niños y adultos. No vale querer que nuestros hijos aprendan a gestionar su ira (o cualquiera de sus emociones) sin aprender a gestionar primero nosotros la nuestra, ¿verdad? ¡No nos podemos saltar ese paso! Así que en eso vamos a trabajar este mes, en aprender a gestionar nuestra ira y así ayudar a nuestros hijos a aprender a gestionar la suya.

Por si no sabes en qué consiste RetoMontessori te cuento: Cada mes (normalmente el último martes del mes), publico un post sobre un tema de filosofía Montessori o relacionado con la pedagogía Montessori, que será el tema que trabajaremos durante ese mes en RetoMontessori. Este post está en el blog a disposición de todo el mundo.

Tres días después del post, es decir, el viernes de esa misma semana, expongo el tema con más detalle en un webinar y los asistentes pueden participar planteando preguntas, compartiendo sus ideas, debatiendo, etc, algo que resulta muy interesante y enriquecedor! Para asistir a estos webinars mensuales es necesario unirse a RetoMontessori, aquí te explico cómo hacerlo.

No quiero enrollarme más sobre el funcionamiento de RetoMontessori para no extenderme mucho, pero si tienes cualquier duda ya sabes que puedes dejarme un comentario al final de este post o contactarme por email.

Después de esta intro, vamos al tema:

La ira, o el enfado, es una de las emociones que experimentamos con más frecuencia, ¿te has parado a pensar cuántas veces al día sientes esta emoción en mayor o menor grado? Además es una emoción que no suele pasar desapercibida porque genera una energía a la que tenemos que dar salida de un modo u otro (¿te suena la imagen de un niño tirando del pelo o mordiendo, o de un adulto dando un grito o un puñetazo en la mesa?) , así que es importante saber cómo darle salida a esa energía de una manera apropiada.

¿Qué es la ira?

La ira es una emoción básica y universal. Básica porque está al servicio de nuestra supervivencia; nos informa de que hay un problema y nos proporciona la energía necesaria para resolverlo (o al menos intentarlo). Universal porque cualquier miembro de la especie sano experimenta ira. Por lo tanto, enfadarse no sólo es normal sino también necesario. 

¿Cuándo aparece la ira?

  • Algo obstaculiza que alcances una meta.
  • Una situación y/o persona ha sobrepasado tus límites.
  • Tus expectativas no se están cumpliendo.
  • Como emoción secundaria a partir del miedo.

Conociendo los motivos que desencadenan nuestros enfados estamos en una posición mucho más ventajosa para poder gestionar la emoción y canalizar esa energía de manera positiva en vez de dejarnos dominar por ella.

Cómo gestionar la ira

Cuando sientas que te estás enfadando puedes seguir estos pasos para gestionar esa emoción:

  1. Identifica la emoción y descarga (de manera apropiada: sin hacer daño a los demás ni a mí mismo ni al entorno) el exceso de energía provocada por la situación. Puedes apartarte de la situación y respirar profundo, contar hasta 10 (o hasta 1000 si hace falta!), puedes hacer algo físico como correr o andar para liberar esa energía...
  2. Observa las sensaciones y pensamientos asociados a la emoción, tu interpretación de los hechos. ¿Aparecen distorsiones cognitivas?
  3. Identifica las emociones secundarias que genera esta primera emoción (resentimiento, tristeza, miedo, culpa…)
  4. Puedes preguntarte ¿Qué tendría que ocurrir para que mi enfado desapareciera? o ¿y esto como se arregla?
  5. Busca la manera de resolver la situación que produjo tu enfado de forma efectiva, para que no vuelva a ocurrir. Puedes informar a la persona del impacto que su acción tuvo contra ti. Pero ¿cómo lo harás?, ¿de forma agresiva o asertiva?. Serás más eficiente si esperas a que desaparezca la carga emocional.

Cuando sea tu hij@ quien se enfada, puedes acompañarle con unos pasos similares, adaptándolos en función de su edad, algo así:

  1. Acompaña a tu hij@ para que ponga nombre a la emoción que siente. Podrá descubrirla a través de sus pensamientos o a través su cuerpo. Es posible que haya más de una emoción, si es así, apóyale para que las identifique todas.
  2. Legitima su emoción y hazle saber que es normal sentirse así, y que enfadarse en sí no es ni bueno ni malo, lo importante que cómo reaccionamos a ese enfado.
  3. Evita los juicios negativos (evidentes o sutiles) sobre la situación, la emoción o tu hij@.
  4. Si la situación lo permite puedes ayudarle a analizar la información que le aporta esa emoción en ese momento.
  5. Acompáñale para que pueda encontrar un recurso interno o externo para gestionar su estado (las mismas preguntas que tú te haces cuando te enfadas: ¿Qué tendría que ocurrir para que mi enfado desapareciera?, ¿y esto como se arregla?, ¿Cómo puedo dar salida a esta energía que siento dentro?)
  6. Confía en que tu hij@ puede aprender a gestionar su enfado (y cualquier otra emoción).

El modelo de la mano del Dr. Daniel Siegel

Además de lo anterior, un recurso que a nosotros nos ha ayudado mucho en casa es entender lo que es un "destape emocional" con el modelo de la mano del Dr. Daniel Siegel. Os dejo un vídeo en el que lo explica él mismo (está subtitulado en español).

 

Este modelo va genial para que los adultos visualicemos ese momento en que nos estamos destapando emocionalmente y nos resulte más fácil retomar el control, y también podemos explicárselo a nuestros hijos (estoy de acuerdo con lo que dice Daniel Siegel, a partir de 5-6 años lo entienden bastante bien, con más pequeños podemos explicárselo pero tal vez les resulte un poco abstracto).

Nosotros en casa a veces utilizamos el modelo de la mano cuando nos estamos enfadando, yo por ejemplo les digo  "Ahora mismo estoy así (y les muestro la mano a medio destapar o completamente destapada), necesito un minuto", y ya saben a lo que me refiero y entienden por qué necesito un minuto. Incluso ellos a veces también lo hacen, sobre todo el mayor (ahora tiene 8 años pero creo que tenía 6 cuando le explicamos este modelo por primera vez).

 

En el webinar del viernes 26 de Octubre (2018) hablaremos de todo esto con más detalle y con ejemplos. Si quieres asistir y tener acceso a la grabación, puedes unirte ahora a RetoMontessori, te espero! 😉

(Visited 2.372 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares