Organización y rotación de juguetes y materiales

El tema de la organización y rotación de juguetes y materiales es uno de los que me habéis pedido en la última encuesta que hice, y es verdad que aunque lo he comentado en varias ocasiones nunca he escrito un post completo sobre organización y rotación de juguetes, así que allá vamos!

Primero vamos a preguntarnos ¿por qué hacer rotación de juguetes y materiales?

La rotación de juguetes tiene varias ventajas:

  • Tus peques conectarán más con los juguetes que están disponibles.
  • Les será más fácil mantenerlos ordenados de forma independiente y es probable que los aprecien más que si tuvieran una gran cantidad de juguetes disponibles.
  • Tú serás más consciente de los juguetes o materiales que son realmente útiles en vuestro hogar y de lo que tus hijos no necesariamente necesitan o quieren.

Ahora que has visto las ventajas seguro que te estás preguntando cómo hacerlo, así que vamos a ver varias cosas a tener en cuenta:

 

¿Cómo hacer una rotación de juguetes o materiales en 5 pasos?

En vez de empezar a reorganizar los juguetes a lo loco vamos a seguir 5 pasos, créeme que funcionará mucho mejor.

Primer paso: Observar

Ya sabes que en Montessori la observación es súper importante, es lo que nos permite conocer bien a nuestros peques e identificar sus necesidades e intereses para poder acompañarlos. Así que obviamente este es el primer paso para hacer una buena rotación de juguetes.

Te recomiendo tener una libreta a mano para tomar notas cuando observes a tus peques jugar. Puedes anotar cosas como:

  • ¿Hay algún juguete en particular hacia el que el niño/a tiene especial atracción?
  • ¿Hay habilidades de desarrollo obvias en las que está trabajando el niño/a?
  • ¿Hay juguetes en los que no muestra interés?
  • ¿Cómo interactúa el niño/a con el ambiente en general?
  • Se adapta bien el ambiente a las necesidades del nuño/a y la familia?

Lo ideal es observar durante varios días antes de pasar al siguiente paso.

Segundo paso: Planificar el espacio

Con la ayuda de tus notas de la observación, puedes planificar cómo debería ser el espacio y qué juguetes y materiales deberían estar disponibles en función de las necesidades actuales de tu peque.

Algunas ideas:

  • Un espacio limpio y ordenado, preferiblemente en colores neutros y materiales naturales.
  • Almacenamiento oculto para juguetes que no se utilizan actualmente: tal vez contenedores en un armario o cestas en estantes altos.
  • Estantes bajos y abiertos donde poner los juguetes de forma organizada y atractiva. Puedes utilizar cestas o bandejas para contener pequeños objetos o juguetes con múltiples piezas, pero evita cajas grandes en las que se pueden acumular muchos juguetes amontonados.
  • Zonas cómodas y delimitadas para diferentes usos o edades. Por ejemplo, un rincón de lectura cómodo, una alfombra para jugar en el suelo, una mesa baja para crear arte o un escritorio para un niño/a mayor.

Tercer paso: Seleccionar los juguetes y materiales

Una vez preparado el espacio es el momento de organizar los juguetes y materiales que van a estar disponibles y los que no.

La clave aquí es "menos es mas". En lugar de poner ordenadamente todos los juguetes en los estantes, selecciona solo algunos en función de los intereses y necesidades que observaste en el primer paso.

Cuarto paso: Presentar los cambios

Una vez que el espacio esté listo es buen idea mostrar/presentar a tu peque los cambios.  Puedes aprovechar para mostrarle que al terminar de utilizar un juguete o material lo volvemos a poner en su lugar. Por supuesto, requerirán apoyo y recordatorios de vez en cuando, pero un espacio de juego más minimalista y organizado facilitará la limpieza de su hijo cuando termine el tiempo de juego.

Si existe la posibilidad de que se produzcan derrames en el espacio, es buena idea incluir un lugar con bayetas, cepillo y recogedor, fregona... al alcance de los peques y mostrarles cómo utilizarlos.

Quinto paso: Repetir periódicamente

Una pregunta frecuente es: "¿Con qué frecuencia debemos rotar los juguetes?" Hay muchas variables y seguramente con el hábito de obervar vas a identificar cuál es el momento de una nueva rotación, por ejemplo en casa cada 3 meses nos va bien, a veces lo hacemos aprovechando el cambio de estación. En el caso de bebés que cambian muy rápido de necesidades es recomendable hacerlo más frecuentemente, por ejemplo una vez al mes.

En los días previos a la próxima rotación de juguetes puedes observar y anotar en tu libreta si hay juguetes o materiales que llevan días o semanas sin ser utilizados. Estos se pueden reemplazar con juguetes almacenados que puedan satisfacer las necesidades e intereses actuales del peque.

 

Te dejo este post que publiqué hace tiempo: Qué hay en nuestros estantes? por si te sirve como inspiración 😊

Y si quieres saber más sobre cómo crear un Ambiente Preparado en casa para la etapa de 0 a 6 años te va a encantar mi curso online "Principios Montessori y Ambiente Preparado"

 

Te ha gustado este post? Compártelo, guárdate el pin o déjame un comentario! ❤

 

(Visited 2.147 times, 1 visits today)

Otros posts que te gustarán:

6 comentarios

  1. Me ha gustado mucho el post y espero poder y saber ponerlo en práctica, estoy desesperada con el desastre que hay siempre en casa y solo tengo 1 🙁
    Y llevos tiempo pensando que algo tengo que hacer, descubrirte hoy ha sido lo mejor jeje gracias

  2. Muchas gracias Cristina!! Me ha servido mucho lo que compartiste de la rotación de materiales, en eso estoy justamente preguntándome como hacer con el espacio que no cuento con mobiliario para la ubicación y leer esto me fue de muchísima ayuda.

    1. Hola Paola! Me alegra que te haya servido el post! Como ves los muebles son lo de menos, con unas sencillas baldas ya lo tienes 😊

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *