Montessori Stories: Miguel Ángel Fuentes Rangel

 

Hoy en Montessori Stories tengo como invitado a Miguel Ángel Fuentes Rangel, papá de dos peques de 6 y 3 años, y que durante su infancia y adolescencia fue él mismo un niño Montessori, lo que le permite tener una visión de Montessori no sólo como adulto sino también como niño. No os perdáis la entrevista que le he hecho:

¿Cómo conociste Montessori?

Conocí el sistema Montessori pues soy ex alumno del Colegio Montessori Sierra Madre A.C. Tuve la fortuna de que mis padres creyeran en un sistema educativo diferente al tradicional y fue por ello que tanto mi hermana y yo fuimos inscritos en un colegio con sistema Montessori.

¿Cuáles son las razones que te hicieron elegir Montessori como una buena manera de educar a tus hijos?

Elisa, mi esposa, y yo elegimos Montessori pues es un sistema que fomenta el desarrollo de los niños de una manera individual, holística y con respeto. A mi en particular los materiales Montessori me fascinan y siempre he quedado maravillado con ellos. Muchos cuentan con control de error que los mismos niños verifican y otros pueden ser utilizados en diferentes etapas, como el binomio al cubo, que en primera instancia es un rompecabezas tridimensional y posteriormente nos explican que cada figura representa una parte de la ecuación matemática.

¿Tus hijos van (o van a ir) a una escuela Montessori, otro tipo de escuela, o van a ser educados en el hogar?

Marcelo (6 años) y Sofía (3 años) van al mismo Montessori al que yo tuve la fortuna de asistir toda mi etapa preescolar, primaria y secundaria. Nos queda a escasas 5 cuadras de casa, además sentimos que existe una muy bonita comunidad entre las familias que pertenecemos al colegio. Nunca dude en meterlos a un Montessori habiendo la oportunidad. Inclusive siento que si nos cambiáramos de ciudad, una forma para encontrar familias con pensamiento afín seria mediante la búsqueda de un Montessori local.

¿Cómo crees que influyó tu educación Montessori en tu vida? ¿Qué es lo que más recuerdas de tu experiencia educativa?

Creo que el haber estado en un colegio Montessori influyo de un a manera determinante y muy positiva.

Primero que nada creo que esto fue la semilla de lo que hoy en día soy, el gusto o deseo de aprender cosas nuevas esta sumamente arraigado en mi personalidad y lo hago con gusto. Hoy en día ya no hay tanta necesidad de ir a una biblioteca para buscar algún dato o información, hoy en día tenemos el internet como fuente de información, aquí lo importante es saber analizar de donde viene esa información, si es un medio o fuente confiable. Sin embargo me doy cuenta que el ambiente que encontramos en una biblioteca es el idóneo para concentrarte, encontrar fuentes de información y contagiarte de lo que están haciendo los demás en una forma ordenada y respetuosa. Ese es el ambiente que generalmente encontramos en las bibliotecas.

Otro aspecto que siento fue determinante es lo concreto, físico o motriz de la educación Montessori. Actualmente tenemos un taller de arquitectura, interiores y carpintería donde puedo pasar horas trabajando en prototipos de madera o proyectos personales donde yo mismo escojo la madera, la corto, ensamblo y le doy acabado con mis propias manos. Todos los conocimientos que he ido adquiriendo han sido en base a lecturas, tutoriales y experiencias a las cuales procuro exponerme para aprender. El deseo de aprender y hacer me ha llevado a adquirir todos estos conocimientos que busco perfeccionar mediante la practica día a día.

También los conceptos de ambiente preparado y paz están estrechamente ligado a mi vida. Siempre hemos procurado que el taller tenga orden, limpieza y una ambiente de armonía para que todo salga mejor.

Igualmente en casa procuramos que cada ambiente sea el adecuado para cada uno de los que conformamos la familia. En la cocina ponemos al alcance de los niños sus platos, cuchillería y demás elementos. En el baño siempre hay un banco para que alcancen el lavabo y un asiento que les permita ir cómodamente.

La mesa de la paz también es un concepto que esta muy presente en mi vida, aunque no tengamos una mesa específicamente destinada a esto, sin embargo la comentamos y cuando hay necesidad nos sentamos en algún lugar determinado a ventilar las diferencias.

Mis recuerdos de la experiencia educativa Montessori creo que son positivos. Probablemente en aquellos años no estaba tan consciente de ello, pero hoy en día se lo agradezco infinitamente a mis padres.

Recuerdo haber estado en un colegio donde habíamos alumnos de muy variados niveles socioeconómicos, desde los hijos de las familias mas adineradas hasta hijos de trabajadores del mismo colegio. También recuerdo haber tenido que lidiar con gente que tenía la errónea idea de que el sistema Montessori era para niños con problemas de aprendizaje, pero hoy en día no sucede tanto pues hay lideres o emprendedores en diferentes ramas que fueron o recibieron educación Montessori.

Otro de los tabús es el que al terminar la formación Montessori los alumnos no funcionan en un sistema de enseñanza tradicional. Erróneamente se piensa esto pero yo tengo compañeros de las mas variadas calidades como estudiantes, algunos han recibido menciones honoríficas y otros hemos destacado en ámbitos diferentes al académico. Inclusive tenemos un ex compañero que opto por ser monje.

A final de cuentas se trata de educar individuos que sean felices, destaquen en lo suyo y no estén compitiendo por ver que han logrado los demás.

¿Qué hace que vuestro hogar sea un hogar Montessori?

En casa aplicamos mucho la filosofía Montessori. Hemos implementado una alacena en altura infantil donde ponemos sus platos, vasos y cuchillería. También el closet donde se guarda la ropa de ellos está a una altura tal que ellos puedan escoger sus prendas. Un objeto que yo mismo he fabricado es un banquito de madera con el cual ellos alcanzan las cosas que no hemos podido poner a su altura, tal es el caso del lavabo cuando se van a lavar sus dientes.

Además de estos objetos o disposición física procuramos siempre darles opciones para que ellos escojan... En alimentos, por ejemplo, dentro de los límites permitidos les damos a escoger que es lo que quieren comer o cenar.

También manejamos algunas reglas tales como el no usar aparatos electrónicos en la mesa o a la hora de comer y muchas veces son ellos mismos los que nos recuerdan esta regla a los adultos.

¿Algún consejo o sugerencia para aquellos que quieren introducir Montessori en su familia y no saben por dónde empezar?

La verdad son muchas la cosas que podemos hacer para procurarles un ambiente preparado en casa, es cuestión de observarlos, entender su necesidad o deseo por la independencia e ir modificando el ambiente según se vayan desarrollando.

Mi nombre es Miguel A Fuentes Rangel, tengo 44 años, tuve la fortuna de asistir toda mi etapa preescolar, primaria y secundaria a un colegio Montessori. Estoy casado con Elisa Melicoff y tenemos dos hijos, Marcelo de 6 años y Sofia de 3 años. Estudié Ciencias de la Comunicación, soy fotógrafo de profesión y actualmente tenemos un taller de arquitectura, interiorismo y carpintería fina; Los Originales Contratistas.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! 🙂

(Visited 1.032 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares